viernes, 14 de junio de 2013

Usada, perra, puta, zorra...

Me he puesto los piercing en los pezones para ti,  amor mío; para demostrarte que te pertenezco, que es cierto el tópico y que cada milímetro de mi piel te pertenece y que mis pezones ahora están presos por ti, para ti, para que los uses y disfrutes a tu capricho.

Para que entiendas que soy tuya, que puedes hacer conmigo lo que quieras, que debes y puedes usarme a tu antojo, servirte de mi para tu exclusivo placer. Que sólo soy un objeto de tu placer, un culo ofrecido, un coño abierto, unas tetas expuestas para que las sobes, las aprisiones o te corras sobre ellas.

Me gustaría hacerte entender que puedes y debes hacer conmigo tu antojo y capricho porque mi placer es ver que tú lo tienes, ver que sirvo para darte gusto, ver que soy útil para tu placer y el de quién tú decides. No soy libre. Soy tuya. Tu perra, tu zorra, tu puta. A ver si por fin lo entiendes, amor mío.

PD.- No te preocupes, amor mío, porque mi marido lo sabe y está encantado.Y con la polla dura.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.