viernes, 30 de septiembre de 2016

Primero uno, cornudo y después...ya veremos

Ya me abulta mucho la barriguita, cornudo. Y tengo los pezones oscuros y duros. Eso me dice mi amamte que los ha catado y probado; que ha podido chuparlos y mamar de ellos. Dice que cuando tenga leche le tengo que dar de mamar con una teta al bebé y con otra a él. Y le he dicho que sí, claro, no puedo negarle nada. Aquí tienes una foto de como me lo paso de bie preñada de él, preñada del que va a ser tu hijo bastardo. Me gusta que me folle mi amante cuando estoy preñada de su hijo, de SU hijo, no del tuyo.

Tengo unas ganas enormes de que mi hijo me mame una teta y mi amante la otra, ya que tú no me las chupado jamás porque sabes que lo tienes prohibido como no se haya corrido él antes en ellas y estén llenas de su leche.





Me excita mucho la idea, tanto que ya le doy de mamar a menudo porque dice que lo vuelven loco mis pezones oscuros y lo duros que están. Lo que él no sabe es que están tan duros porque me vuelve loca de placer, me excita y quiero ser su puta, aún preñada. Y me folla con más ímpetu que nunca. Bueno, tú lo sabes porque pones su polla en mi coño para que me folle.

Porque eres un cornudo sumiso. Muy cornudo, tan cornudo que has aceptado criar al hijo de otro y darle su apellido. Porque este hijo no es tuyo, claro. Tú no me has follado nunca porque no eres

martes, 20 de septiembre de 2016

Ideas para hacer cornudo a tu marido (2)


♠ Haz que el corneador pase la noche en tu cama. O ir a la cama con tu marido, y acordar con el corneador que a las 4 am, le está permitido entrar en el lecho conyugal (despertarte tanto a tí como a tu marido), y follarte justo al lado de ti marido. O dejar al marido que pase la noche en la terraza o que duerma en una colchoneta de playa mientras pasas la noche en el lecho conyugal con tu corneador. Al hacer esto, ir a visitar al marido de vez en cuando, para que pueda tocar, saborear y oler el sexo de su cuerpo. En tu última visita, le pides que tenga el desayuno listo para cuando os despertéis.

♠ Haz que tu marido tenga tareas durante la noche, y os prepare refrescos y aperitivos♠ Lleva la llave del cinturon de castidad en tu cuello mientras estás con el corneador. Para los más avanzados, dale un llavero con las llaves del apartamento y del cinturón para que pueda volver en otro momento. Y le dices que tu marido se quedará en castidad hasta que la próxima vez, así tu marido será el más interesado en que la próxima vez que llegue más pronto que tarde.





♠ Encargale a tu marido que vaya a limpiar el coche de corneador por dentro y por fuera, mientras que el corneador se queda contigo en el apartamento o en el hotel. Como alternativa, que tu marido vaya a un centro de lavado a mano y