sábado, 16 de enero de 2010

Cuernos: una reflexión muy inteligente

Un tema tan difícil como interesante y al cual abordaré aquí como a todos los demás, desde mi experiencia y mi punto de vista que ojala le sirva a alguien y no tiene porque gustarle a todos. Respecto de los cuernos en una relación de DOMINACION FEMENINA, existen gran variedad de opiniones. Yo creo, como lo digo siempre, que solo puede servir la formula que se adapte a nuestras NECESIDADES y ésa solo puede ser creada por nosotros mismos.

Y hablando de NECESIDADES, esta palabra nos remite a CARENCIA, yo quiero algo que no tengo y haré lo necesario por conseguirlo. Ahora bien en el caso de los cuernos, dentro de MI PAREJA, no se trata de carencia de buen sexo o de amor como puede suceder en alguna otra pareja, ya sea BDSM o vainilla , sino más bien de MAYOR PODER sobre mi esclavo. Mi objetivo final es justamente ese, tener sobre él el mayor grado de PODER e incrementar su sometimiento y sumisión.

A su vez, mi pareja también logra cubrir su necesidad de ser mas sometido y sumiso al aceptar que yo tengo PLENA LIBERTAD para estar con quien me plazca mientras que el no puede hacer nada al respecto y me debe LEALTAD y FIDELIDAD ETERNAS. Particularmente creo que no hay entrega más absoluta que ésta, la de un HOMBRE que ama a su MUJER, se entrega por completo como esclavo y acepta traspasar este limite, que para algunos es infranqueable.

La infidelidad es uno de los hechos más dolorosos de la pareja. Quien haya pasado por esa experiencia, sabrá muy bien a que me refiero. Uno se siente absolutamente traicionado por la persona a quien ama y eso genera una herida muy difícil de sanar. Pocas veces una pareja puede reestructurarse luego de esa ruptura de códigos.

Para los hombres esto es especialmente traumático, ya que el ego masculino es sumamente frágil. El trauma se ve también incrementado debido a una subjetividad masculina formada por siglos en una cultura patriarcal con un modelo de género que permite al hombre ser infiel y veda a las mujeres esta posibilidad. Un hombre infiel es un simpático sinvergüenza, mientras que una mujer infiel es simplemente una puta.


Por todo esto para el hombre el dolor y la humillación de ser cornudo es especialmente difícil de soportar y es por esto que me interesa incluir los cuernos en mi relación. Tener toda la libertad mientras que mi pareja no tiene ninguna a demás de aumentar mi poder sobre él, me genera un placer inmenso y también me permite relacionarme con otros hombres como a mi me gusta (DOMINANTE Y SEDUCTORAMENTE), llegue o no a tener sexo con ellos, eso es relativo.

Llevar la pareja a este EXTREMO es un desafío tan excitante como peligroso, es por eso que se debe ser sumamente cuidadoso al encararlo. Si el emprendimiento logra ser exitoso, seguramente afianzara la relación de un modo que difícilmente se logre con otra práctica, pero si el resultado fuera negativo, lo mas probable es que no haya retorno posible.

Para lograrlo es sumamente importante el papel de la AMA, ya que es ella la que debe saber llevar al esclavo hacia el objetivo planteado. Es necesario tener el conocimiento y dominio mental suficiente para guiarlo paso a paso y que, llegado el momento, pueda soportar el dolor y la humillación, consciente de que ese acto hará de su entrega, una OFRENDA SUPREMA.

CONFIANZA, RESPETO, COMUNICACIÓN, SEGURIDAD y sobre todo MUCHO AMOR son esenciales para que este BARCO VIKINGO llegue a buen puerto.

Texto del blog Amor esclavo

2 comentarios :

  1. Hola!
    tienes mucha razon en la parte que comentas que cada uno tiene que buscar su propia formula.
    Yo soy cornudo, muy cornudo, pero no me veo en el papel de esclavo y mi chica no se ve en el papel de AMA, simplemente, ella me pone los cuernos cuando a ella le da la gana y a mi me excita enormemente que lo haga, si es mediante un sms o mediante un mail o llamada, es aun mas excitante, ella hace lo q su coño la ordena, pero no es AMA conmigo, no se como expresarlo, pero no tenemos esos roles.
    A los dos nos gusta jugar por ahora asi.

    Un beso.
    Nos gusta el morbo de tu blog. ;)

    ResponderEliminar
  2. Ese texto no es mío. Está sacado del blog d eun Ama. Pero tienes razón: cada uno disfruta como mejor le parece y la tuya es una forma tan válida o más como la del sumiso, que es mi caso.
    Leo vuestro blog regularmente y vuestra relación también es muy morbosa, aunque no hay D/s. Lo importante es disfrutar. A mí me excita mucho vuestra relación, aunque no sea de Ama y sumiso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.