jueves, 11 de febrero de 2010

Manual del marido cornudo y fiel (I)

COMO SENTAR LAS BASES PARA UN BUEN NOVIAZGO

A tu chica le regalaras siempre bikinis diminutos, en verano y en cualquier época del año le compraras camisas muy abiertas o de amplio escote, faldas cortas y botas o zapatos altos, ropa ceñida, y escueta ropa interior negra que sea fácilmente perceptible bajo prendas claras.

Cuando ella se vista con la ropa que tu le has regalado, cosa que no podrá rechazar y de tu vehemencia dependerá que lo haga, deberá convertirse en un reclamo sexual capaz de levantársela al mismísimo caballo de Esparteros.

Con estudiada frecuencia, pasaras temporadas sin ver a tu novia, aunque siguiendo su evolución y desarrollo a todos los niveles, y en tus ausencias procuraras que una legión de tus amigos más libertinos se encarguen de entretenerla, haciéndole tu ver a ella, que es tu forma de cuidarla y quererla en tu ausencia, y que ellos la trataran ni más ni menos que como tú lo harías.

Si a tu regreso ella te susurra cabizbaja, que debe confesarte algo, será la prueba inequívoca de que tu plan ha funcionado con éxito y tú ya eres un novio coronado y feliz. Deberás quitarle de la cabeza sentirse culpable y animarla a que en tu próxima ausencia aun disfrute mas de esas compañías y "actividades" para no sentirse sola (*).

Así mismo la animaras a compartir sus posibles dudas con sus amigas y amigos, dejándoles clara tu permisividad a su conducta, un buen cornudo es el que es valorado como tal por los demás.

(*) Con la excusa de saber lo que le gusta, le pedirás alguna prueba grafica de sus momentos de diversión o en su defecto la solicitaras a tus amigos.

Texto del blog Relatos y experiencias

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.