miércoles, 3 de febrero de 2010

Soy impotente y tú más Diosa
















Me he vuelto impotente total, mi Ama. Te lo he dicho y tú le has quitado importancia, pero a partir de ahora sé que jamás podré penetrarte, que ya no seré tu macho. Es normal,  si consideramos que te llevo casi 20 años. Y sin embargo, siento ahora mucho más placer morboso al saber que soy impotente, que jamás podré penetrarte porque eso  te hace a ti más Diosa, y me siento como un eunuco esclavo ante su Diosa. Porque un eunuco nunca penetra a su Ama, no es digno de ello y así me siento más sumiso y más esclavo. Y más cornudo.Tu eunuco.

Hay Amas que infibulan a sus esclavos, que le ponen un piercing en la polla para que jamás puedan penetrarlas porque eso sería profanar su coño sagrado y el esclavo jamás puede hacer eso. Ocurre en parejas que han avanzado mucho en la D/s. Yo ya no lo necesito, ya no necesito que me infibules porque soy impotente, no podré jamás penetrarte y estoy orgulloso de eso.

Y además  siento más placer ahora, más deseo. No se me pone dura, pero crece y cuando pienso que soy impotente y tu sumiso, que soy tu eunuco y tú mi Diosa, siento mucho más placer que antes, más excitación. Y aunque no se pone dura, me crece, me masturbo y me corro como un cerdo, aunque no puedo mantener la erección y no pueda penetrarte.

Y te amo más aún si cabe. Te veo más Diosa. Te veo más alta, más digna, más elevada sobre mí porque me siento más tu esclavo al saber que jamás podré profanar tu sagrado coño. Porque tu coño es sagrado para mí a partir de ahora.El altar al que me entrego para adorarlo, respetarlo como un lugar sagrado al que jamás tendré acceso como mi polla. Y al saber y reconocerlo aquí públicamente, siento un tremendo placer morboso. Siento más excitación, más placer y más deseo por ti y por ser tu sumiso esclavo. De por vida. Ya soy tu eunuco, mi Diosa. Y estoy orgulloso de serlo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.