sábado, 3 de abril de 2010

Femenización forzada o bicuckold

Una de las humillaciones más usuales en el estilo de vida cuckold, es feminizar al sumiso para rebajarlo de la categoría de hombre a la de puta sumisa. Para que se humille incluso ante el macho que se folla a su mujer. E incluso obligarlo a la homosexualidad forzada, a besar los huevos o la polla del amante para reconocerlo como macho Alfa, como macho dominante. Pero una de las humillaciones más deliciosamente perversas es que el Ama lo entregue a un Ama travestí para que lo domine mientras que ella folla con su amante. Como en la foto.

He leído un comentario de unas dóminas que les gusta forzar la bisexualidad para humillar a su sumiso:

"Si, porque, un sumiso podrá decir que es obediente y que es capaz de hacer todo por nosotras, pero, ¿realmente es así? ¿Realmente es capaz de pasar la prueba de fuego? -se preguntan en el blog. Si bien es cierto que una buena cantidad de hombres rehusara complacernos en esta tarea pedida, una cierta cantidad de ellos (que no es para nada despreciable) podrán ser llevados con paciencia y delicadeza, hacia la concreción de nuestra voluntad.

Por mi experiencia en el tema -añade esta Ama-, puedo decir que al proponerles que pasen esta prueba, la de ser forzados a la homosexualidad (o bisexualidad si se quiere, para que no suene tan duro), se horrorizaran (o se pondrán cara de "!hay, que asco!") pero después verán como lo aceptan. Y hasta lo piden una vez que los tengamos bien amaestraditos!"

Y tienen razón esta Ama. Nada que añadir.

4 comentarios :

  1. No puedo tener nada encontra de la dominación, soy de los que piensa que el sexo mientras no sea contra la voluntad de nadie, estupendo.
    Soy bisexual "versatil" según se de la situación, y con un travesti como el de la foto,desde luego no me importaría hacer "locuras" hasta puede me dejara follar, de lo que estoy seguro es que le daría unas cuantas mamadas, y poderlo follar, si el marido quiero se la chuparíamos los dos, mientras me follo al marido siempre se la podría chupar, que ese travesti, está divino y bien armado, rasuradito
    como yo "ahí" y eso me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Nada mejor que la sumisión total de llevar castidad dominada por mi Ama, y que me tenga ya como la puta sumisa y servicial de sus tres vergudos amantes. Saborear y distinguir su esperma tibio es simplemente ¡riquísimo!

    ResponderEliminar
  3. Cierto. A ver si nos cuentas algún día esas deliciosas experiencia.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.