jueves, 6 de mayo de 2010

Cornudo todos los días



Todos los días, cuando vas a salir de casa para el trabajo, me arrodillo en la puerta para esperar a que llegues y te bajes las bragas. Y tú te las bajas y me ofreces tu coño para que te lo lama, para despedirte como mereces. Y mientras te lamo, te pregunto siempre lo mismo.
- ¿Vas a buscar algún tío para ponerme los cuernos?
- Lo intentaré, pero no te prometo nada.
- ¿Hay algún chico en el trabajo que te guste?
- Hay algunos, pero no sé por cuál decidirme.

Y una vez que te he dado placer, mientras escucho tus planes, tú me pones el cinturón de castidad, te cuelgas la llave en el cuello y yo me marcho a realizar todas las tareas domésticas, vestido solo con tus braguitas. Y en ello estoy hasta que me llamas para anunciarme que vas a volver a casa y para que te espere en la puerta. Y eso hago, porque cuando tú llegas te sientas en el sofá y yo me arrodillo entre tus muslos para lamerte el coño y saber de ti.
- ¿Has follado con alguno, mi Ama?
- Averígualo por mi coño.
- No lo sé, mi Ama, porque estás muy excitada y tu olor a hembra en celo me confunde.
- He estado a punto de follarme a uno, pero al final no lo he hecho.

- ¿Lo harás mañana?
- Es probable. Depende de cómo esté de cachonda, cornudo mío.

Y al día siguiente, cuando volviste y me arrodillé entre tus muslos para lamerte el coño y preguntarte si habías follado con alguno, me detuviste, me dijiste que fuera a por la cabecera de la cama y cuando te la traje te la pasaste por el coño mojado, la restregaste por tu coño húmedo hasta que la dejaste impregnada del aroma en celo de tu coño.
- Me he morreado con un tío muy bueno del trabajo, y me ha metido mano. Todavía tengo el coño mojado de la excitación que otro macho me ha provocado y te la he dejado en la humedad de la cabecera con la que me he limpiado el coño.
- Me alegro, mi Ama.
- Esta noche dormirás con tu cara pegada a ella, al lugar en el que están los jugos que me ha provocado otro macho y pasaras toda la noche oliéndo la excitación que me ha provocado otro hombre. Espero que estés contento.
- Sí, Ama, lo estoy.
- Me alegro.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.