viernes, 10 de diciembre de 2010

Porque amarte y ser tu cornudo será un honor



Sigo soñando contigo, en que te he conocido por fin y te puedo decir "soy tuyo". Tu cornudo sumiso que te ama más allá de cualquier razón porque para mi ni hay mayor razón que entregarme a ti, a tu voluntad y tus caprichos. Porque eres única y no existe ni existiría jamás una mujer como tú. Eres única y lo sabes. Cada día te amo más y ese es el único sentido que le he encontrado a mi existencia: entregarme a ti para que me uses, para que te sirvas de mi para tu placer, para que me humilles al hacerme cornudo porque esa es mi forma de demostrarte mi amor por ti; un amor absoluto.

Y por eso te diré ya sin miedo y reparo alguno, que te amo y que no puedo vivir sin ti. Que te necesito hasta para respirar y que estoy ansioso de poder demostrarte mi amor, siendo tu más sumiso esclavo cornudo. Porque no encuentro otra forma de amarte que no sea siendo tu sumiso pues mi amor por ti me lleva a entregarme, pues es la forma completa de demostrarte mi amor. Porque es mi forma de amar, no conozco otra y soy feliz viéndote a ti absolutamente libre, incluso para follar con otros, mientras yo no tengo libertad ni para mirar a otra mujer por la calle o para correrme sin tu permiso. Porque no la quiero, no quiero ser libre.



Porque quiero amarte hasta el último límite que la razón permite. Y todo eso aún me parece poco, mi vida. Ser tu sumiso cornudo me parece poco, muy poco y aspiro a poder llegar a más, a donde tú quieras llevarme para que tu placer sea lo único que nos importe. A que te sirvas de mí para darte gusto, a que llegue un momento en el que sólo existas tú, tus caprichos y tu voluntad porque yo habré dejado de existir como persona para ser exclusivamente tuyo.

Porque tú me habrás comprendido, aceptado como soy y me habrás hecho el hombre más feliz del mundo al aceptarme como tu sumiso cornudo. Por eso te diré que te amo y que quiero perseverar y ser cada día más sumiso a ti, a tus caprichos, a tus antojos, a tus deseos y a tu severa crueldad de Ama, cariñosa y dulce, pero también estricta, dura y severa. Sólo sueño con eso en esta vida, mi Ama: poder morirme siendo tu sumiso amante.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.