domingo, 10 de octubre de 2010

La frase más hermosa: "soy tuyo"



Sé que existe y te busco y por eso no dejo de ensoñarme contigo, con que soy tuyo que es para mi la frase más hermosa que jamás puede pronunciarte porque lo significa todo; que te amo, que me entrego a ti, que soy tan sumiso a tu voluntad que acepto tus cuernos con un regalo porque me muero por verte follar con otros. Soy tuyo y me tienes siempre que quieras y quieres, porque mi felicidad depende de que me poseas. "Soy tuyo" es la frase más hermosa.

Soy tuyo, pero yo a ti no te tengo, ni te tendré nunca, porque te has alejado de mí, pero sueño que después de follar con tu amante, me arrodillas frente a ti y pones tu pie en mi nuca como una Diosa triunfante reconociéndome así como tú más sumiso esclavo; como el sumiso que te ama por encima de todo, del bien y del mal y sin ningún límite.

Como tu sumiso que está orgulloso de que lo hagas cornudo porque así te puede demostrar cuánto te ama. Un amor total, absoluto, sin límite. Porque quiero estar en castidad mientras tu follas. Porque quiero follarte, pero sé que eso no depende de mí, sino de ti, pues es un privilegio que sólo le concedes a los que son dignos de ti. Pocos, la verdad. Pocos son dignos de una Diosa como tú.

Y como no me atrevo a llamarte por teléfono, me me he ido desnudo a un rincón de mi cuarto, junto al armario, me he arrodillado, y te he invocado, te he llamado en voz baja, mi Diosa para decirte que te amo y darte las gracias por ser mi Ama. Gracias por castigarme y por hacerme cornudo. Tengo ganas de llorar de felicidad a porque te amo como jamás creí que se pudiera amar a nadie.

Porque te quiero, amor mío, y desde el primer día que te conocí supe que sería tu sumiso cornudo. Siempre lo he sabido. Es irremediable, es inútil luchar contra ello porque tú terminas por imponerte sobre mí pues si tú has nacido para gobernarme, yo he nacido para ser tu sumiso cornudo.

Para amarte sin fin, sin límite, constantemente y las 24 horas del día. Porque te amo constantemente cada segundo del día y todavía me falta tiempo, quiero que el día tenga más de 24 horas para amarte aún más. Ahora lo sé. Me he alejado de ti, he intentado huir, pero siempre vuelvo más sumiso aún y tú cada vez que vuelve coges más poder. Has conseguido que vaya aceptando y disfrutando cosas, como los cuernos, que antes rechazaba. Ahora soy feliz con ellos.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.