sábado, 2 de abril de 2011

Cornudo: coge la cámara y graba

video

Sigo soñando contigo y pienso que ya te he encontrado y que me has dicho muy seria: Cornudo, coge la cámara y espera tras la puerta. Y me extrañó, porque aunque suponía que venía un nuevo amante, un nuevo macho a follar contigo, siempre me permites verte, estar presente y participar así en mi puesta de cuernos. Pero esta vez. No querías que él no me viera. Por qué. Porque quiero grabarlo, me explicaste.

Quiero tener una cinta con una puesta de cuernos para ponértela en el vídeo cuando quiera castigarte y probablemente mi nuevo macho se negará a la que lo grabe. Y quiero grabar tus cuernos. Te pondré la cinta para que la veas, mientras estás atado por las manos de la argolla del techo y te azoto el culo con fusta o látigo de nueve colas, según me apetezca.
- Lo que tú digas, amor mío -te respondí en el acto.
- Cariño, es que he comprado nuevo material, nuevos látigos y fustas, y quiero probarlo contigo, antes que con mis otros sumisos. ¿Te parece bien?
- Sí, amor mío.
- ¿Te parece lógico?
- Sí, mi Ama.
- ¿Te parece razonable?
- Sí, mi vida.

Entonces coge la cámara, escóndete tras la puerta y grábanos. Luego veremos la cinta juntos, aunque separados, porque tú estarás colgando de las manos y yo tendré tu culo libre para probar mis nuevos látigos.
- Lo que tú digas, mi vida.
- Me preocupo por ti y quiero que te distraigas con la cinta de tus cuernos, mientras te azoto y pruebo en tu culo la calidad de mis nuevos látigos.
- Gracias, amor mío.
- Pues entonces coge la cámara, mira, graba y disfruta de tus cuernos. Felices cuernos, amor.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.