sábado, 3 de noviembre de 2012

Gracias por vestirme para tus cuernos

Gracias por compararme estas braguitas, cornudo. Son divinas para excitar a mi macho. Cuando llegue al trabajo me subo la falda y se las enseño. Aún no me lo he follado, pero este también cae porque me has dejado el coño depilado como a los tíos les gusta.

A los tíos de verdad, claro, porque tú sólo eres una puta sumisa cornuda que goza al ver a su mujer follando con otros. Y me ayudas a ello como buen cornudo. Eres un sol.

Te amo por eso, mi querido cornudo. Me excita que me ayudes a conquistar a mis macho, que me compres ropa para ellos, que me depiles como una puta, que cuando vienen a casa hagas la cama y cambies  las sábanas, que las perfumes, que los traigas a mi habitación, que prepares las bebidas.

Todo lo que follo te lo debo a ti. Pero éste se me resiste. No sé si será porque está casado o porque todavía no le has suplicado que te haga cornudo. Es lo que acostumbra a hacer. No se folla a la mujer de ninguno mientras el marido no le suplique que lo haga. Y tú no lo has hecho. Hasta ahora. Porque hoy vendrás conmigo a la oficina y lo harás. Le dirás que eres mi marido cornudo y  le suplicas que me folle.Si ves que se saca la polla y te obliga a chuparla, no lo dudes y hazlo.

Le gusta dejar bien claro quién es el macho dominante. Y mamásela bien, cabrón, porque de eso depende que me folle, que me elija para ser su puta. Porque voy a ser su puta, su única puta, pues me lo voy a follar tan bien que se va a quedar atontado. Lo voy a exprimir y lo voy a hacer mío. Voy a ser su primera puta de las muchas que tiene.

Y dile también, que no se te olvide, que no tomo anticonceptivos y que follo sin condón. Y que hoy es uno de mis días más fértiles. Estoy segura de que ser padre lo atraerá a mi como buen macho que es.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.