lunes, 3 de diciembre de 2012

No hay color

Bueno sí, lo hay. Evidentemente sí que hay color. Y diferencias apreciables. Es lo que se conoce como pito, pilila o pene y una señora polla.  A la izquierda el pito ridículo que parece un clítoris de mujer. A la derecha una señora polla. La foto es real tomada por la corneadora para diferenciar lo obvio: la diferencia que existe entre la polla de su macho, de su amant, y el pito ridículo de su marido a punto de ser cornudo. Y la ha colgado en la web. Para que no hayan dudas.

1 comentarios :

  1. que exitante comparacion se me para el penecillo que tengo de solo pensar que me humillen asi a mi, si que delicia!! ya estoy caliente tengo ganas de acariciarme el penecillo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.