martes, 22 de enero de 2013

Te amo, cornudo mío

No sabes cuánto te amo, mi querido cornudo. Te amo mucho y tú lo sabes. Eres mi sustento, mi apoyo, el hombre que me provoca todo el placer porque mi vida sin ti no tendría sentido.

Y sabes que es verdad, que tú eres el que me proporciona el placer, el que provoca que goce con tantos machos, el que me ayuda a conseguirlo, el que hace que mi vida sea un constante vaivén de placer y gozo. El que me busca los mejores amantes, el que se humilla ante ellos y les suplica que me follen.

Y  todo es gracias a ti, cornudo. A ti que me cuidas, me mimas, me consientes. Y me amas. Porque sé que el dolor y la humillación que te provoco la gozas mucho, muchísimo, porque me amas con locura.

Te entregas a mi con tal amor que me emocionas y a veces hasta me haces llorar. De felicidad. Y de placer. Soy la mujer más afortunada del mundo al disponer de un marido cornudo como tú. No sé qué sería de mi sin ti. Te amo, cornudo mío.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.