viernes, 15 de febrero de 2013

Me preñaré de un negro, cornudo

Ahora tengo la regla, así que ya este mes no ha podido ser, cornudo, pero para el próximo voy a quedarme preñada de un tío muy negro que vende ropa en el mercadillo. He pasado por su puesto varias veces y me gusta como me mira. En cuanto termine con la regla vamos a coger el coche e iremos allí los dos juntos, porque alguien se tendrá que quedar pendiente del puesto mientras me folla en su furgoneta, ¿no crees?... Seguro que tiene un pollón enorme y me partirá en dos, no como esa pilila que tienes.

Y sabes, se oirán mis gemidos de zorra por encima del jaleo de la gente y todos sabrán que tú eres el cornudo, sobre todo sus compañeros de puesto que no necesitarán ni cuchichear porque hablarán en su idioma y te llamarán cornudo a tu cara y tú no estarás seguro, pero te lo imaginarás. Quizás deberías aprender un poquito árabe antes de que vayamos, para que te enteres bien.

 Y por supuesto le dejaré correrse dentro de mi coño porque lo que trato es de quedarme preñada de él, eso sí, si en un mes no lo consigo iré a por el siguiente negro del mercadillo y me los tiraré a todos si hace falta, pero te daré un bebe negro que cuidar porque ya sabes que serás tú quien le tenga que hacer todo al bebé, hasta sacarme la leche con el aparatito ese para guardarla.

Y nuestro bebé tendrá una pilila de bebé más grande que la tuya. Ah, y sabes qué más quiero: pues al padre de verdad del bebé en el paritorio, y que seas tú quien le explique a todo el mundo que eres mi marido pero no el padre del bebé. Quizás debería hacerle una felación mientras dilato, seguro que eso calma los dolores del parto.

1 comentarios :

  1. Los negros son peligrosos. Tienen unos pollones que es imposible competir con semejantes bestias de pollas.

    www.malagasensual.blogspot.com

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.