viernes, 15 de marzo de 2013

Femenina para cuidar a su hijo

Cuando te coge así, con ese cariño de la barbilla y tú cierras los ojos tímida,  es que te ha impresionado. Hay algo más que sexo entre vosotros, lo sé. Lo sé y lo sufro, pero también lo gozo al ver que eres feliz con él, con tu amante, con tu macho. Con él eres tierna, cariñosa, casi sumisa, pero conmigo eres dura, estricta y cruel. 

Por eso cuando miro como follas con él me quedo ensimismado viendo como su polla entra y sale de tu coño, como gimes y suspiras. Porque con el follas sin condón. Nunca lo has hecho. Yo nunca  he follado contigo desde que acepte, cuando novios, ser tu cornudo sumiso. Nos acostamos una y otra vez y no pude. Pegué gatillazos. Te dije que lo dejáramos, que te buscaras otro novio, pero tú me preguntaste si te amaba. 
-  
- ¿Mucho? 
- Muchísimo. 
- Entonces podremos seguir juntos, pero aceptarás mis condiciones.

Y eso hice. Eso hicimos. Ahora llevo braguitas, un cinturón de castidad y mi placer consiste principalmente en verte gozar con otros. Porque eres una mujer muy apasionada que además se excita al hacerme cornudo, al humillarme, al paladear el poder que tienes sobre mí. Dices que tus orgasmos desde que me haces cornudo, son los mejores que has tenido en tu vida. Y no piensas renunciar a ellos. 

Te gusta follar con machos, pero sobre todo saber que me haces cornudo y que te amo. Que cuanto más cornudo me haces, cuanto más cruel eres y cuanto más me humillas, más te amo.  Nos hemos juntado una ninfómana y un cornudo. La pareja perfecta.

Aunque con este chico que te coge de la barbilla hay algo más porque has dejado de follar con otros y sólo lo haces con él. Te dedicas a él por completo. Y follas con él sin condón. 
- También lo hago sin anticonceptivos –me dijiste el otro día.

Me  lo imaginaba; suponía que querías algo más de él. Porque cuando  te propuse la inseminación artificial para tener un hijo me dijiste que no. Rotundamente no. 
-  Un Ama estricta no tiene hijos con sus sumisos. ¿Lo comprendes? 
-  Sí, claro que sí. Es lógico.

Así que supongo que pronto seremos padres. O madres, porque me estás dando unas hormonas para que me salgan pechitos y me has obligado a que me deje el pelo largo, me depile y orine siempre sentado, como las chicas. Y cuando te vas con tu macho a un hotel o de viaje, tengo que enviarte fotos para que veas los progresos de las hormonas que me inyectas, como crecen mis pechitos, como voy convirtiéndome en una puta sumisa cornuda. 
- Te quiero muy femenina para él –me aclaras-, y  para que seas maternal al cuidar su hijo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.