viernes, 26 de abril de 2013

Vienes cansada de casa de tu amante, exhausta

DOMINGO.- Vienes de casa de tu amante y ni siquiera te has molestado en cerrarte el vestido cuando has salido del coche. Os he visto llegar por la ventana y he visto que cuando ha parado frente a la casa,  tú te has abierto la chaqueta y las piernas, y le has ofrecido tu coño, una vez más, para que lo manose y acaricie. Te gusta abrirte de piernas para él, para que te use y disfrute.

Habéis pasado la noche juntos, en su chalé de las afueras y vienes cansada. Lo sé porque al entrar no me has dado los dos besos en la frente que siempre me das y te has ido a la cama para descansar. No te has duchado porque supongo que cuando despiertes querrás que te lama y limpie el coño y las tetas. Es un detalle por tu parte, una atención hacia mi.

Por eso cuando he entrado en la habitación y te he visto echada,  desnuda, cansada y exhausta, te he dejado en paz. No sé si duermes o todavía te recreas en el sabor de su polla, el placer que te ha dado en tu coño.  Hueles a hembra satisfecha. A hembra que ha probado macho y se ha quedado rendida y exhausta por el placer. Llena del semen de su macho, del hombre que la satisface y la tiene loca. Del macho que consigue que se le moje el coño con sólo oír su voz.

Por eso te he dejado dormir y me he ido al cuarto de los invitados para no molestarte. Y me he quedado dormido pensando en cuánto te amo. Hasta que tú has venido a mi cuarto, te has echado junto a mi y me has despertado cogiéndome el pito y tratándome con delicadeza y mucho cariño.

Porque coges mi pollita que luce el piercing que me pusiste a petición de tu amante, con el fin de que no te pudiera penetrar, y me acaricias con ternura y cariño. Mucho, porque me dices que me aprecias porque soy un marido muy comprensivo, tolerante y sumiso. Y muy puta y muy dócil, añades.  Y me dices que con él tienes una relación macho/hembra, que lo amas, pero que a mí me tienes mucho cariño y nunca me dejarás si sigo siendo tan putita como hasta ahora.

Y me has enseñado la lencería que tu macho te ha dado para mí, para que la luzca cuando venga a casa. Y una nueva caja de maquillaje. Y unos pendientes.Todo lo necesario para que cada día sea más femenina y te haga a ti feliz. Y a tu macho. Sobre todo a tu macho.


1 comentarios :

  1. Es una mujer muy atenta y cariñosa por lo que leo.
    Cariñosa en la cama también.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.