jueves, 6 de junio de 2013

Cuanto más cornudo te hago, más te amo

No lo entiendes, cariño. Tu impotencia te seca hasta las neuronas que no te permiten ver que mientras más te quiero más cornudo te hago, por eso que me gusta tanto quererte. Y me gusta quererte porque mientras más te quiero más follo, más te hago cornudo, más te demuestro mi amor, más te das cuenta de que mi amor es grande.

Qué amor más grande el nuestro que tiene libertad y entrega. Puntos exactos para augurar un amor intenso, puro, real, incondicional. Sin límites para mí. Con absolutamente todos los límites para ti. Como debe de ser.

Me gusta quererte, pero amo hacerte cornudo más que nada en el mundo. Desde el hecho de pensar en esa pilila que se pone levemente durita por saber que disfruto con otros, hasta el punto de quedar totalmente mojada por ser follada por un macho de verdad y no por una putita sumisa impotente.

Pienso en tus ojos de amor, placer y sufrimiento al verme follar con otros mientras tu no apuntas ni a tocarte un centímetro de tu pedacito de pito-clítoris. Eres mi cornudo impotente. Y mientras follo te haré lamerme el culo, ¿lo sabes verdad?... Y sino lo haces bien te daré tremendas bofetadas para que aprendas a darle placer a tu reina.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.