martes, 12 de abril de 2016

Lo lames, te lo comes, pero no soy yo


image
Estás absorta y enfrascado en lamer su polla. Se nota que lo deseas, que quieres cometerlo, excitarlo para que te folle y te haga gozar como la zorra que eres. Te regodeas y no cejas en tu propósito de hacer esa polla tuya. te gusta, la deseas, la anhelas en tu coño y la adoras como si fuera una diosa ante la que postrarse.


Y yo miro excitado y humillado al saber que prefieres otra polla, que desprecias constantemente la mía y que me humillas cada día hablándome de ella, mientras esperas a que venga a casa a follarte en nuestra cama d matrimonio. Incluso me obligas a que lo llame para suplicarle que venga a hacerme cornudo. Eres tremenda, una buena zorra y por eso te amo cada día más. Eres la mujer de mis sueños.



image
Sólo vives para esa polla y tu amante, e incluso me mandas al parque a que saque los niños a jugar mientras tú disfrutas de tu macho. A veces quieres estar a solas con él para disfrutarlo sin interrupciones. te concentras tanto en esa polla que

no quieres que nada te saque de ello.



image
A veces me dejas lamerte el clítoris mientras follas con él para excitarte, abrirte más el coño y que su polla entre mejor y te folle más y más. Quieres que te ara el coño para que su polla te entre hasta el útero. Me lo recuerdas para humillarme mientras te lamo.



image
Otras veces me permites sólo mirar mientras te lo follas y yo no puedo gozar pues me has puesto el cinturón de castidad. Te veo follar con él, disfrutar con su polla, mientras yo no puedo ni tocarme y tengo que permanecer en castidad.



image
Y luego, cuando se ha corrido sobre tus tetas me obligas a mamar de ellas, a lamerte, a chupar como un niño el semen de tu macho. Eso me dices. Mama la leche de un verdadero macho a ver si te haces hombre. Y yo te obedezco y te digo que te amo, que te quiero con locura y que cuando más me humillas más te amo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.