miércoles, 6 de abril de 2016

Una lección magistral de cuernos por amor


image
El miércoles aquel quedé con mi amante. Por la mañana, previamente, mi marido y yo desayunamos mientras opinaba sobre lo que me vestiría.

Pasó el día normal, entre mensajitos de broma que iban encendiendo los ánimos. Tenemos una aplicación para parejas, y por ahi chateamos con confianza.

Por la tarde, llegó a casa, y mientras yo me duchaba, él me preparó la ropa., sin yo saberlo. Fué una escena muy erótica, porque yo me iba vistiendo con la ropa que él me iba dejando sobre la cama. La mayoría de veces esto no ocurre pero ese día si, y fue muy
erótico.




image
Me fuí de casa ya mojada. A mis hijos les dijimos que era una cena del trabajo. La verdad es que al ver la relación con mi marido no sospechan de nada raro. Ven que nuestro amor es total.

Mi compañero llegó puntual al restaurante donde habíamos quedado bastante céntrico de Barcelona. Nos dimos dos besos. Me regaló un pequeño paquete. Ya me sonrojé de entrada. Me encantan las sorpresas. Era un reloj de pulsera. Sabe que me encantan estos detalles. Le di las gracias y me lo puse. Me hice una foto del reloj en la pulsera y se la envié a mi marido, con un mensaje "Espero no llegar muy tarde, besos".




image
Me respondió con unos besos y un "Sé feliz". Eso es lo que me gusta de mi amigo y marido. Yo estaba allí invitada y coqueteada por otro hombre y mi marido lo disfrutaba como yo. Eso me hace sentir muy bien y me hace disfrutar más.

El vino, la comida, la buena compañía hizo su efecto, y acabada la cena le acompañé al hotel. Ya en su habitación tiempo de un buen beso de entrada. Unos preservativos que vi en la mesilla, y acción.
NO hace falta que os comente los detalles.




image
Sobre las 12h salí del hotel. Le envié un mensaje a mi marido diciendo "ya vengo, Te amo".

Su respuesta fue, "aqui espero".

Al llegar ocurrió algo que no nos había pasado nunca.

Él estaba desnudo en la cama. Dormido. Me desnudé y me abracé a él. Abrió un ojo. Le dije "Amor, ya estoy en casa, te amo". "Y yo, me he masturbado pensando en ti. No he podido esperar".
"No importa", le respondí. Mañana te despierto y te cuento. Me quedé enganchada a su pecho, amándole por ser como es.

Extraído del blog Esposa y diosa. (Habría que enmarcarlo)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.