viernes, 27 de mayo de 2016

Con cuernos a bordo se realiza nuestra primera sesión de femdom (6)

♠ Diario de una pareja Cuckold (Corneador, Hotwife & Cornudo) ♠ 

El sitio está dispuesto para ella

El domingo fue un día diferente. Una tarde llena de humillación en nuestro lugar, era la primera vez que le dábamos uso entre los dos.

Andrea acababa de llegar de su pueblo natal, había pasado el fin de semana con unas amigas. Ese domingo estuvo lleno de sorpresas porque desde muy temprano en la mañana me despertó una llamada de Andrea para contarme que había tenido sexo con uno de sus amigos de la adolescencia. Su llamada fría y sin piedad daba cuenta de un orgasmo que le había propinado un hombre, que estaba (Él) en medio del licor y la marihuana y como escenario una colchoneta y su amiga acostada en la cama del lado.

A las 2:00 de la tarde la esperaba ansioso en nuestro apartamento, con el dispositivo de castidad y con todo dispuesto para su llegada. Había una incertidumbre en el ambiente porque no sabía si iba a llegar sola o acompañada de una de sus amigas. Resultó que la noche anterior mientras estaba de rumba, en medio de los tragos, le había contando todo sobre nuestra relación y sobre mi condición de cornudo sumiso a su amiga Marce. Una nueva persona cercana a su vida se enteraba de toda la lista de humillaciones, vejámenes y cuernos a las que ella me sometía. Marce había sido testigo incluso, de la

mañana de sexo que el amigo de la adolescencia le había dado a Andrea. Por un momento pensé que iban a llegar juntas y que la sesión de dominación iba a tener una invitada.


El tiempo se hizo largo, hasta que por fin llegó. Llegó sola. La abrí la puerta desnudo, sólo con el CB puesto y de inmediato me arrodillé a besar sus pies. Ella me entregó su maleta y la ubiqué. Nos besamos y nos tiramos al piso, olí y besé su vagina, usada hace unas horas por un hombre desconocido para mi. Me obligó a ponerme en cuatro y con una mezcla entre maldad y delicadeza lubricó mi ano, lo masajeó e introdujo uno de sus dedos para lograr un masaje prostático. Este masaje consiste en lograr la eyaculación por medio de la estimulación de la próstata, a través del ano. También lo hizo con un vibrador que había comprado para mí.

La penetración de su dedo en mi ano, la mezclamos con abrazos fuertes, caricias y roces de nuestras pelvis, hubo tal excitación que aún sin penetrarla logró tener dos orgamos.


Parte de su malvado plan para reducirme como hombre es lograr que yo adquiera gusto por la penetración y abandone el gusto por penetrar. Accedí porque confío plenamente en ella. Es tal el nivel de confianza que esa misma tarde amarró mis manos a la cama con unas abrazaderas plásticas que sólo pueden ser quitadas con un objeto filoso. En el apartamento no había un objeto filoso, pero aún así accedí a que me amarrara. Confío en ella.

Seguido a eso me liberó del dispositivo de castidad y pasamos el  resto de tarde juntos con inolvidables demostraciones de cariño y afecto. La amo.

♠ Diario de una pareja Cuckold (Corneador, Hotwife & Cornudo) ♠

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.